was successfully added to your cart.

SEIS RAZONES PARA NUNCA IRSE DEL PAÍS VASCO

By August 23, 2014 Artículos en Español

Aquí tenéis el artículo sobre las 6 Razones de Nunca Irse del País Vasco en castellano, que fue publicado por primera vez en inglés en esta página.

La gente.

Formidablemente generosos, los vascos siempre son hospitalarios y de dentro de ellos procede una fuerza e integridad única. Es un pueblo que no se da por vencido a pesar de su pasado turbulento. Desde muy temprana edad ya comienzan a aprender de la vida en grupo junto a sus padres mientras pasean por la ciudad y con las inseparables “kuadrillas” de amigos, tan leales y cariñosas como una familia.

La comida.

La txuleta o el atún se disfruta recién sacado de la parrilla acompañado de una fresca copa de Txakoli. Nuestros amigos nos invitaron a comer, y todo lo que había en la mesa era producto local – verduras de la huerta, anchoas sazonadas en casa, sidra de los manzanos de un familiar, y queso de sus propias ovejas. Las delicias tradicionales y naturales que atraen a tantos turistas amantes de la gastronomía es el día a día para los vascos.

Tierra y Mar.

Las laderas plagadas de viñedos, son acariciadas suavemente por la brisa salada del profundo océano. La geografía montañosa de la costa realza y define el estilo de vida del vasco, y en su núcleo se encuentran lugares tan preciosos y culturalmente ricos como Donostia–San Sebastián, Bayona, Iruña–Pamplona, Bilbao, Donibane–San Juan de Luz.

Pequeños pueblos. Mi hija observa subida a nuestra valla del patio como las ovejas pastan guiadas por el pastor. La profesora local le da un beso enorme y un abrazo a nuestra pequeña cada mañana. En la oficina de correos no solo no les importa que te hayas olvidado la cartera y vuelvas mañana a pagar, sino que te conocen por tu nombre y se aseguran que tu correspondencia te llegue a pesar de los cambios de dirección.

Los festivales.

Con abundante comida, Herri Kirolak (deporte rural), música tradicional y vestidos típicos, no faltan los festivales casi cada fin de semana, ¡incluso durante el lluvioso invierno! A menudo un grupo de flautistas y tambores desfilan por el pueblo para anunciar la inauguración de la fiesta pronto por la mañana, las parrillas son encendidas para la txistorra o la caballa, y los acordeones Vascos trikitixa empiezan a sonar mientras los competidores de los cantos irrintzi calientan sus voces.

El idioma.

El idioma indígena Europeo más antiguo, sin raíces ni germanas ni latinas, su riqueza no solo reside en su complejidad, sino también la diversidad cultural casi imperceptible que emite a través de la pronunciación del hablante y su elección de palabras. El ánimo que recibimos para aprender el vasco es constante, y la paciencia con la que nos encontramos al chapurrear nuestras frases entrecortadas es abundante.

¿Quizas no todo sea rosas y txakoli? Cierto, pero hay razones más que suficientes para detenerse en Euskal Herria, o por lo menos, ¡volver más a menudo!

fotografía y versión inglés por Jonathan McCallum
traducción por Daniel Pastor

 

Join the discussion One Comment


Fatal error: Allowed memory size of 94371840 bytes exhausted (tried to allocate 786432 bytes) in /home/jonathanmccallum/jonathanmccallum.com/wp-includes/SimplePie/Item.php on line 2736